La pell de Barcelona

Nuevo

La pell de Barcelona selecciona los esgrafiados más representativos del modernismo catalán y se inspira en la belleza de esta técnica para crear exclusivos fulares. Tejidos de seda 100% natural, cosidos con cuidado de manera artesanal y estampados digitalmente, el perfecto contraste entre tecnología, diseño y tradición.

Medidas: 170cm x 50cm. 8 modelos para escoger.

Más detalles

70,00 € IVA incluído

Más información



Fulares de seda natural
estampados con los esgrafiados característicos del modernismo catalán, acabados con borde cosido cuidadosamente a mano que confiere a la pieza más suavidad en la caída.

La pell de BARCELONA



L'esgrafiado es una técnica de dibujo que consiste en hacer incisiones con un estilete sobre el cuerpo del objeto o pared, en la parte superficial, de manera que quede al descubierto la capa inferior. Este tipo de revestimiento es muy característico de Catalunya, es un elemento que forma parte de nuestros edificios y de nuestras ciudades, forma parte de nuestra arquitectura.



Los fulares La Pell de Barcelona deben lavarse manualmente a menos de 30ºC con jabón neutro. Enjuaga la seda dos veces, la primera vez se añade una cucharadita de vinagre blanco por cada litro de agua para eliminar los residuos de jabón. La segunda enjuagada sólo con agua. Esto dará a la seda mayor frescor. Después del lavado, no utilices la secadora, no exprimas ni expongas al sol. Tu fular de seda prefiere secarse tranquilamente en la sombra.

Muchas planchas tienen la opción de temperatura para seda, pero si la tuya no la tiene, no te preocupes, utiliza calor bajo (menor de 130ºC) y siempre con vapor. También es importante mantener la plancha en movimiento mientras la haces servir; si te paras en una sola área puedes quemar el tejido. Puedes utilizar un trapo fino entre la seda y la plancha, ejerciendo presión en un solo punto con vapor. Repite sobre el resto de la pieza hasta que hayas acabado. Si quieres planchar tu fular después del lavado mientras aún está húmedo, puedes hacerlo, con ayuda de un trapo entre la plancha y la pieza: creará el vapor suficiente para eliminar cualquier arruga, pero tienes que dejar que la pieza se enfríe sobre la tabla de planchar antes de moverla o crearás más arrugas.

Pero si planchar no es tu fuerte, te damos un secreto: puedes desplegar tu fular en el baño mientras te duchas, el vapor hará que hasta la arruga más rebelde se suavice, reduciendo los riesgos del planchado, además de ser una buena opción si estás de viaje y se ha arrugado al llevarlo en la maleta.

otros productos de la misma categoría: